¿Qué es eso del coaching?, ¿Para qué sirve?, ¿Es un psicólogo?, ¿Yo lo puedo hacer?, ¿Hay alguna edad límite? ¿Es un entrenador o es otra cosa?, En mi empresa traerán uno.. ¿Me va a doler?

que es el coaching

Aquí me encuentro, delante de un teclado que a simple vista puede parecerme impersonal, atreviendome a escribir con la intención de esclarecer algunos conceptos de lo que es el coaching, que, por la reacción de algunos de mis clientes en el primer día de mis sesiones, e incluso familiares y amig@s cuando me preguntan, parece que son cuanto menos confusos.

Desde aquí quiero dar las gracias a estas personas que han conseguido que salga de mi zona de confort y me embarque en este artículo.

A estas alturas es probable que hayas oído hablar del coaching, de lo que es un coach, de cuál es su función, de cómo me puede servir y de qué cosas me puede aportar. O es posible que no hayas leído, escuchado ni sentido curiosidad hasta el día de hoy, me tomo la licencia de decir hasta hoy ya que si has llegado a leer hasta aquí es que debe haber algo que te ha llamado la atención, aunque puede que no sea así...

¿Qué es el coaching?

Me resulta curioso que al hacer una búsqueda por Google, me aparecen casi 91 millones de resultados, muy curioso que la cifra va oscilando llegando incluso a los 130 millones, y aún más curioso que no haya una definición consensuada a día de hoy, aunque cada vez se vaya concretando más.

Wikipedia nos dice que coaching es: anglicismo que procede del verbo inglés to coach, «entrenar») es un método que consiste en acompañar, instruir o entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas.

En la RAE hasta la fecha de éste artículo no aparece coaching en su diccionario. En la edición de su web si que podemos encontrar la palabra coach:
Coach: (voz ingl.) m. y f. 1. Persona que asesora a otra para impulsar su desarrollo profesional y personal. 2 Dep. Entrenador.

Ni siquiera tienen la misma definición en las asociaciones más destacadas como ASESCO e ICF entre otras, (se puede ver la definición haciendo click en ellas), así que no es de extrañar que tengamos tantas dudas y en algunos casos incluso desinformación.


kocs ok

La palabra coach, proviene del siglo XV, concretamente de la ciudad Húngara de Kocs. En aquella época la ciudad era un lugar de paso frecuente de viajeros entre Viena y Budapest, dichos viajeros utilizaban a menudo unos carruajes para desplazarse denominados Kocsi szekér. De origen Húngaro, esta palabra pasó al Alemán como Kutsche, al Italiano como Cocchio y al Español como Coche. Así Coach, proviene en realidad de Coche.

Tres siglos más tarde, en el XVIII se empezó a utilizar la palabra coach para definir en las universidades inglesas a los entrenadores tanto deportivos como académicos, y de ahí la confusión que genera a día de hoy esta palabra. Ha sido tal dicha confusión que algunos profesionales han optado por incluirla como “entrenador de vida”, “entrenador ejecutivo”, etc, para que no se confunda con un entrenador de las otras áreas que, como hemos visto no tienen mucho en común.

Tiene mucho que ver la procedencia Húngara con el coaching, ya que un coach no deja de ser un medio para transportar a una persona o un grupo desde donde están, (emocionalmente, profesionalmente, sentimentalmente, etc). hasta donde quieren estar.

Quizás una de las diferencias más destacadas de la palabra coach con las definición de la RAE, y con la que no estoy de acuerdo (espero que me perdonen por mi osadía), es el hecho de que un coach no asesora, no te va a decir lo que has de hacer y aunque a algunas personas les sorprenda, tiene un motivo que para mí es importante aclarar.

Cuando un cliente en algún momento de una sesión me pregunta ¿tú qué harías?, suelo responder lo siguiente:

  • Yo lo que haría es, al finalizar la sesión, voy a parar el primer coche que pase, le voy a decir a la persona que conduce que me lleve a donde quiera, me da igual el sitio, y donde se detenga esta persona, voy a buscar el sitio más alto, me voy a subir a ese lugar hasta arriba del todo y allí voy a ...

Cuando escuchan esta respuesta me suelen decir extrañad@s: -no te sigo, otr@s me dicen algo como -no lo entiendo o -me he perdido en lo que me estás diciendo.

Es muy normal que no me sigan, que se hayan perdido en el comentario como probablemente te hayas perdido tú al leer esto.
Es muy lógico, ya que ésto es lo que YO haría, da igual lo que yo te pueda decir ya que ésto no es importante, lo importante es lo que TÚ estás dispuest@ a hacer, y a lo que te vas a comprometer, es por este motivo que los consejos, vengan de donde vengan, muchas veces no los seguimos.
Ésta es la razón, además de una de las competencias del coaching, por la cual un coach no aconseja o no debería hacerlo.

Entonces ¿qué es el coaching?, en mi opinión no es un concepto que se pueda definir excluyendo a otros, es un proceso que se vive con la acción, con la experiencia vivida, por esto se le añade el gerundio del inglés -ing a la palabra: Coach-ing. Aunque hay diferentes respuestas, uno de los puntos en común de las diferentes definiciones es la acción: Sin acción no hay coaching.

Para aclararlo voy a empezar dando mi definición del coaching para continuar con la explicación, es la definición a la que he llegado desde mí experiencia, tanto personal como profesional.

Coaching: Es el proceso por el cual viajo desde un estado inicial a un estado deseado, contrastando creencias y a través de mis valores. 

Quizás resulte claro para tí, aunque por si acaso voy a desarrollarlo explicando el significado de las palabras clave:

Proceso: Conjunto de fases sucesivas de un fenómeno o hecho complejo.
Creencia: Idea o pensamiento que se asume como verdadero.
Valores: Son aquellos principios, virtudes o cualidades que caracterizan a una persona, una acción o un objeto que se consideran típicamente positivos o de gran importancia por un grupo social.

En otras palabras, es el camino a recorrer para conseguir llegar de un estado inicial que no me gusta (por eso quiero cambiarlo), a otro en el que deseo estar, dándome cuenta de que ideas asumo como verdaderas y no me ayudan a seguir adelante en estas fases, y que ideas o pensamientos si que me ayudan, y todos estos movimientos los hago por mí, por mis principios, virtudes y cualidades que son los que me identifican como persona. Cuando todo esto que hago tiene sentido para mí por lo que soy, no por lo que otras personas quieren que sea, es cuando tengo más claro el camino a seguir.

Es aplicable a cualquier ámbito o situación: personal, laboral, de equipo, relaciones, dietas, estrés, família, etc.

Cualquier persona o grupo que quiera crecer personal y/o emocionalmente puede hacerlo, y no hay una edad límite, tengo clientes desde los 11 años hasta los 65.

coaching

Si antes hablamos de que una de las competencias de un coach es no aconsejar, es importante remarcar otra de las competencias (y no voy a entrar en las 11 por la que se rige un coach certificado) que es la de no juzgar al cliente, cada uno se pone sus propios límites, ya que ¿quién soy yo o cualquier otra persona para decidirlo?.

Aunque cada vez más psicólogos se están certificando como Coaches y hay algunos puntos en común con la psicología, un coach no es un psicólogo, las diferencias son importantes y creo que es necesario remarcarlas:

Un psicólogo es un profesional de la salud mental, recibe pacientes, personas que pueden tener algún tipo de patología y que pueden necesitar algún tratamiento específico.
Un coach es un profesional debidamente certificado y cualificado que recibe clientes, personas con inquietudes, objetivos concretos, alcanzables, con retos y dificultades, personas que en definitiva quieren mejorar su inteligencia emocional y su crecimiento personal.

Entre estos retos se pueden encontrar infinidad de situaciones: Cambiar de trabajo y no atreverse, pedir un aumento al jefe, querer más reconocimiento, salir de una relación sentimental no deseada, tener mejor relación con amigos y familiares, superar un duelo, superar una separación o ruptura, aguantar una situación laboral y que eso influya en las relaciones personales, querer estar más valorados, saber decir no, saber aceptar ayuda, saber dar ayuda sin que las otras personas se sientan invadidas, hablar en público, superar miedos, sentirse mala madre, mal padre, malos hijos, etc.

La figura de un coach puede ser útil para acompañarte en estas distintas fases, en este camino hacia tu reto, te puede ayudar a trabajar los puntos ciegos que no ves en estos momentos, y que no te dejan avanzar, hacerte reflexionar sobre lo que quieres, cómo lo obtienes y que precio pagas por ello, o en algunos casos, qué precio ya estás pagando por no obtenerlo.

Quiero darte las gracias por acompañarme hasta aquí y deseo que estas palabras hayan sido de tu interés, si te han quedado dudas, tienes curiosidad, o sencillamente quieres iniciar un proceso, te animo a que te pongas en contacto conmigo y solicites una sesión gratuita en: http://www.aprendoaser.com/contactar, o puedes contactar a través de las redes sociales si lo prefieres.


P.D. Si este artículo te ha servido para aclarar tus dudas sobre lo que es el coaching, y quieres ayudarme a difundirlo para que otras personas también puedan saberlo, te estaré muy agradecido.


joanmanel1

Joan Manel Castillo,
CPC Coach, certificado por IEC.
Máster en PNL por la AEPNL