Si te estás preguntando si se puede ayudar a alguien INTERESADAMENTE, te puedes hacer la pregunta de ¿a quién estamos ayudando en realidad?, en ocasiones ayudamos para sentirnos mejor,

para ser amables, para que sepan que somos buenas personas, para no tener mala conciencia, o por otros múltiples motivos, así que en realidad ya no son de forma desinteresada, sino que queremos conseguir algo que hay oculto a nuestra ayuda.

Puede ser por ejemplo rellenar una carencia, un hueco nuestro o de nuestro ego. Si nos dejamos llevar por él, conseguiremos que las personas dependan de nuestra ayuda para sentirnos útiles, en pocas palabras en lugar de ayudar a esas personas les estaremos haciendo un flaco favor haciéndolas dependientes de nuestra ayuda.
Otros casos pueden ser el poner nuestras expectativas en la persona que ayudamos, creando una situación que nos gustaría haber vivido en el caso de que necesitáramos nosotr@s esa ayuda pero sin embargo no tenemos en cuenta las necesidades reales de esa persona, lo que en realidad quiere, hasta es posible que ni siquiera le preguntemos…

Ayudar, muchas veces es conseguir que la persona ayudada pueda decidir qué es lo mejor para ella, que pueda ser autosuficiente, que no dependa de nuestra ayuda para saber vivir.
Es darle las herramientas que necesita, pero no construirle su vida. En estos casos nos podemos preguntar si nosotros nos hemos construido nuestra vida como queremos o nos hemos dejado "ayudar" y vivimos con las expectativas de otros..


http://www.aprendoaser.com/contactar
#AprendoaSER #DateCuenta #Pregunta #Aprende #Ayúdate



joanmanel1

Joan Manel Castillo,

Coach Profesional Certificado por ASESCO, CPC Num. 11064
Máster en PNL por la AEPNL