La culpa y la preocupación ocupan una gran parte de nuestros pensamientos, de nuestro día a día, la pregunta que te hago es: ¿De que te sirven?, ¿Has conseguido algo con ellas?.

La culpa nos lleva al pasado, nos sentimos culpables por algo que ya pasó, que ya no tiene solución o que se ha resuelto de una manera que no nos gusta. Si no podemos hacer nada para cambiarlo ¿De que sirve estar constantemente dándole vueltas? Creamos en nuestra cabeza infinidad de posibles alternativas que no han pasado, películas, ficción, nada que nos ayude en la realidad de hoy.

En el caso de las preocupaciones, nos vamos al otro extremo, es decir al futuro, a aquellas cosas que aún no han pasado y que ni siquiera sabemos si van a pasar, si no podemos saber el futuro ¿De qué sirve estar constantemente dándole vueltas?. De la misma forma que con la culpa seguimos creando películas, ficción, nada que nos ayude en la realidad de hoy.

Lo peor es que con todos esos pensamientos no dejamos espacio a los que sí que nos pueden ayudar, a los que nos hacen ponernos en acción, a los que nos guían en nuestro camino, a los pensamientos que nos ayudan a crear la película que nos gusta y en la que somos protagonistas en directo, en primera persona.

En el caso del pasado, podemos ser conscientes de nuestras limitaciones, aprender de lo sucedido y así en el presente tomar las acciones oportunas para seguir adelante con nuestra vida y sentirnos bien.

Si hablamos de las preocupaciones, es importante no confundirlas con la proactividad, la diferencia es que las preocupaciones nos paralizan, nos dejan inmóviles, sólo dan espacio a pensamientos sin utilidad, a miedos.
La forma de vencerlos es ser conscientes de nuestras limitaciones, en el presente podemos tomar las acciones necesarias para vencer lo que nos paraliza, pedir ayuda profesional, etc.

En ambos casos, se trata de ponernos en acción en el presente, en lugar de hacernos películas de terror o sufrir con películas dramáticas. Se trata de llevar las preocupaciones y la culpa a la realidad, desde ahí no hay parálisis ni malgastamos nuestro tiempo en algo sin solución, desde la realidad sí que podemos hacer algo, ya que depende de nosotr@s.


http://www.aprendoaser.com/contactar
#AprendoaSER #Aprende #Culpa #Preocupación #Coaching



joanmanel1

Joan Manel Castillo,

Coach Profesional Certificado por ASESCO, CPC Num. 11064
Máster en PNL por la AEPNL