¿Te resuena alguna de estas frases?, ¿te las has dicho o se las has dicho a alguien alguna vez?..

--Me ha decepcionado
--Esta persona hace que me sienta mal todo el día
--Me está haciendo desconcentrar
--Así no se puede trabajar/estar
--Cada vez que entra ya se nota el mal ambiente, deja una energía negativa enorme
--Etc..

Si tu respuesta es que sí, te puedes preguntar hasta qué punto permites que sea así, hasta que punto cedes y le das toda tu energía y fuerza a esas personas que alteran tus emociones, hasta que punto es cosa de las demás personas o es cosa tuya, hasta que punto puedes hacer algo para evitarlo o no.

Las demás personas hacen lo que hacen, y si no tienen la más mínima intención de cambiar, lo van a seguir haciendo sin mirar si a tí te afecta o no, simplemente no le dan la importancia o valor que tú le das, así que cada vez que te alteras te afecta a tí, lo pasas mal y cada vez vas cargando más y más ese estado de ánimo que no te ayuda.
En resumen, las demás personas hacen algo que tu consideras que está mal, y la persona que lo sufre eres tú. De esa forma estás alimentando que te afecte cada vez más y sin darte cuenta, te lo llevarás a tu entorno, a las personas que te rodean y es probable que hagas exactamente lo mismo, es decir que les transmitas eso que te ha afectado.

A veces decir las cosas que nos afectan cuando nos ocurren usando la asertividad, trabajar el que no nos afecte, comprobar que no actuamos así en otras etapas de nuestra vida o pedir ayuda a un especialista, son alternativas que nos pueden alejar de ese malestar y cambiar el que permitamos que las demás personas controlen nuestras emociones para empezar a controlarlas nosotr@s y elegir las que más nos ayuden.

http://www.aprendoaser.com/contactar
#AprendoaSER #Emociones #Elige #Coaching



joanmanel1

Joan Manel Castillo,

Coach Profesional Certificado por ASESCO, CPC Num. 11064
Máster en PNL por la AEPNL